Trabajo

Pruebas de Aptitudes Naturales (P.A.N.) y Temple al Tiro

El objeto de esta prueba es comprobar si un ejemplar posee las cualidades necesarias que todo perro de caza ha de poseer. La finalidad es ver si el Teckel tiene aptitudes para la caza tanto en la búsqueda en el campo (P.A.N.) como ante el disparo (Temple al tiro). No será eliminatorio el grado de adiestramiento ni el estilo.

Pueden participar perros de hasta 3 años máximo, que estén inscritos en el L.O.E., en el R.R.C. o en cualquier Libro Genealógico reconocido por la F.C.I.

El terreno no debe ser difícil, bastando algo de vegetación donde camuflarse la caza, y que permita al perro evolucionar cazando.

Descripción de la prueba

Primeramente se comprobará la identidad de los participantes, según la inscripción presentada, revisando su tatuaje en la oreja o/y tomando la lectura del microchip en el cuello. Confirmadas las identidades de cada ejemplar, de prosigue, según el sorteo, soltando el conductor al perro (puede utilizarse traílla larga) en el terreno de la prueba, para ver cómo se comporta. El juez realizará un disparo al aire para comprobar la reacción del teckel al disparo. Ha de mostrarse indiferente, penalizándose si muestra miedo o huye. El perro debe de ser capaz de seguir trabajando, buscando la caza y sin demasiada dependencia hacia su conductor.

El juez valorará el equilibrio del animal y el conjunto de su trabajo atendiendo a su comportamiento y a su actitud para la caza. El perro deberá mostrar iniciativa en la búsqueda, utilizando su nariz para encontrar la caza. No se tendrán en cuenta las faltas de adiestramiento, los atropellos a la caza o dejarse piezas de caza atrás.

El tiempo de la prueba lo determinará el juez, estando entre 10-30 minutos por perro.

Para que la prueba se considere superada, es necesario obtener el APTO, siendo anotada en su Cartilla de Trabajo. Sólo es obligatorio pasarla una única vez. En las siguientes pruebas (si ya pasó el Temple al tiro) no deberá volver a pasarlo.